domingo, 27 de septiembre de 2009

Cómo obtener más orgasmos



Si eres un hombre y quieres que tu mujer tenga más orgasmos durante el sexo, prueba alguna de las siguientes técnicas:

Hay muchas mujeres que no tienen orgasmos por el coito. Verás, si hay coito centrándose en el movimiento que un hombre necesita para tener un orgasmo (el movimiento del pene hacia adelante y hacia atrás rozando la vagina), entonces el clítoris de la mujer puede no estar recibiendo la estimulación suficiente.

Para que una mujer tenga un orgasmo, necesita recibir contacto en su clítoris. Su clítoris necesitaría ser frotado en una forma similar al que ella lo haría al masturbarse, a menudo a través de un contacto directo en un movimiento circular.

Para ello;

Acerca tu pelvis a la de ella durante el coito

Cuanto estés penetrándola, permanece cerca de manera tal que frotes su clítoris y el área de la pelvis contra tu pelvis o hueso púbico. Deja que ella roce su clítoris contra ti.

Deja que ella esté arriba

El que este arriba durante el sexo hace que ella coloque su clítoris en un contacto más directo con tu hueso púbico, y de esta forma ella puede frotarse sobre tu cuerpo.

Deja que ella use su mano en su clítoris.

Mientras tu pene esta en su vagina, deja que ella deslice su mano entre sus cuerpos para que pueda estimular su clítoris y así llegar al orgasmo.

Pon tu mano en su clítoris

Mientras tu pene esta en su vagina, escabulle tu mano hasta su clítoris y estimúlalo de manera que pueda tener un orgasmo (como si estuvieses masturbándola).

Y, finalmente, y sobre todo:

Cómo los hombres pueden durar más

Para mantener tu vida sexual sexy, querrás que el sexo dure más que unos pocos minutos. Una forma de hacer esto es que el hombre logre aguante más tiempo antes de que eyacule. Aquí tienes una manera con la que puedes entretenerte al hacer que el hombre que amas dure más tiempo.

El parche

Muchos hombres duran más la segunda vez que tienen sexo, si lo hacen más de una vez en una noche. Esto significa que puedes tener un rapidito (o él puede masturbarse) para quitar la primera eyaculación del medio. Luego la segunda vez, él podría ser capaz de durar más tiempo.

La solución de fondo

Para controlar la eyaculación, un hombre debe ser capaz de reconocer la sensación antes del punto sin retorno, y reducir su excitación sexual lo suficiente para que no llegue al punto sin retorno hasta que esté listo. Los hombres pueden aprender a identificar su nivel de excitación sexual y mantenerlo en un nivel que les dará placer a sus parejas.

Tu excitación sexual se incrementa a medida que te aproximas al orgasmo. Piensa en él como si tuvieses una escala que va del 0 al 10. Cero significa que no siente ninguna excitación sexual. Diez es cómo te sientes durante el orgasmo.

Trata de mantener tu cuerpo y tu mente en un nivel de excitación pareja durante el sexo (alrededor del nivel 7 u 8) sin llegar al punto sin retorno, también conocido como inevitabilidad eyaculatoria, la cual rondaría en el nivel 9.

Intenta practicar esta técnica mientras te estás masturbando:

Cuando te sientas cerca al orgasmo, clasifica esa sensación en tu mente con un número apropiado.

Cuando sientas que estas acercándote al nivel 8 de excitación, intenta bajarlo, permaneciendo en 7 para que no pierdas el control y alcances el nivel 9, el cual te pondría al borde del orgasmo.

La mejor manera de hacer esto es dejar de masturbarte cuando alcances el nivel 8; luego comienza de nuevo cuando tu excitación haya bajado al nivel 5 o 6.

Deberías practicarlo diariamente o al menos varias veces por semana, para que puedas eventualmente masturbarte por unos 30 minutos sin eyacular hasta que estés listo.

Una vez que hayas conquistado estas habilidades puedes probar hacer lo mismo durante la relación sexual con tu pareja.

domingo, 13 de septiembre de 2009

LAS FANTASIAS SEXUALES FEMENINAS



Es sabido que las mujeres también tienen necesidades sexuales, pero no resulta tan sencillo exteriorizarlas.

“Aunque la independencia sexual de las mujeres ha alcanzado niveles avanzados de autonomía, todavía existe mucho pudor al referirse al sexo como herramienta de placer”, considera la sexóloga argentina Teresa María Dell’acqua.

Sin embargo, el dato positivo es que cada vez se animan a tomar la iniciativa y revertir esta situación.

Asisten a clases eróticas de gimnasia o actuación que les permite desinhibirse, se reúnen con amigas para hablar con naturalidad del tema y así poder liberarse frente a sus compañeros sin culpa.

Fantasías sexuales más comunes en la mujer

- Mantener una relación con un extraño.

- Sentir excitación al verse obligadas a tener un encuentro íntimo. Esta sensación nada tiene que ver con querer experimentar una violación.

- Compartir una relación erótica con más de una persona del sexo opuesto o de la propia condición.

- Revivir alguna experiencia sexual con un antiguo amante o pareja.

- Mantener una relación sadomasoquista.

- Lograr una relación sexual con algún personaje famoso.

Hay que tener en cuenta que las fantasías son saludables para una pareja ya que:

- Originan excitación.

- Aumentan el placer durante el ejercicio sexual

- Crean un vínculo inigualable entre los miembros de la pareja

Es importante saber distinguir entre los deseos que pueden llegar a hacer sentir mal a la pareja. “Las fantasías deben ser compartidas, hay que hablar y saber qué gusta, qué se quiere intentar y qué no.

Los límites son importantes ya que la idea es pasar un momento de placer y no obligar o hacer sentir mal al otro”, sostiene la especialista.

Características de las fantasías sexuales femeninas

- Suelen desarrollarse en escenarios exóticos alejados de la rutina.

- El pensamiento sexual que se desarrolla en general siempre está unido al afecto.

- Presentan mayor duración que aquellas protagonizadas por hombres.

- Los temas están relacionados en general con el romanticismo.

Aunque en varias ocasiones las fantasías se opongan a lo que moralmente piensan sus protagonistas, una buena medida es hablar de ellas en pareja para poder satisfacer esta necesidad.

“Las fantasías sexuales son una herramienta importantísima para conocerse, descubrir el propio cuerpo, perder las inhibiciones que traumatizan una relación y a través de ellas se puede alcanzar un orgasmo que de manera natural no llegaba.

Siempre y cuando sea un juego que se desarrolla de a dos, son más saludables que perjudiciales”, comenta la especialista.

sábado, 5 de septiembre de 2009

EJERCICIOS PARA MEJORAR LA ERECCION



Para los hombre, la salud de su órgano sexual es muy importante. Tener buenas erecciones y controlar la eyaculación precoz es esencial para la autoestima masculina. Ejercicios para lograrlo.

Los ejercicios del músculo pubococcígeo (PC a partir de ahora) son los más importantes para la salud del pene y para fortalecerlo.

Un músculo PC fuerte le permitirá experimentar nuevos estados de excitación cuando haga el amor con su pareja.

Imagínese poder tener la capacidad de tener erecciones más intensas y duraderas e impedir la eyaculación simplemente con contraer su músculo PC comprimiendo el canal eyaculador. ¡Es posible!

Lea las siguientes explicaciones con cuidado y consulte a su médico o urólogo antes de comenzar con cualquier ejercicio vigoroso tanto con su musculatura pelviana como con cualquier otra parte de su cuerpo.

Flexibilidad y fortalecimiento

Calentamiento: Comience por contraer y relajar su músculo PC a ritmo regular unas 30 veces: para esto contraiga su región perineal (la que se encuentra entre los testículos y el ano) como si estuviera orinando y quisiera cortar el chorro de orina.
Luego descanse 30 segundos.

Continúe con dos series más, dejando 30 segundos entre cada una.
Luego de esto, usted debería tener un mejor control de su músculo PC debido al aumento del flujo de sangre.

Apretar el músculo: Contraiga y relaje el músculo PC varias veces, comenzando con series de 30 veces, y tratando de llegar a series de 100 o más (algunas mujeres son capaces de hacer series de hasta 700 veces).

Asegúrese de realizar unas 300 contracciones al día, por el resto de su vida. Se dará cuenta que es lo mejor que usted podría hacer para su salud y capacidad sexual.

Apretón largo y lento: Entre en calor con una serie de 30 contracciones y luego contraiga con la mayor intensidad que pueda. Cuando ya no pueda seguir aumentando la intensidad de la contracción, manténgala durante 20 segundos. Descanse 30 segundos y repita 5 veces más. Luego de un mes más o menos, usted debería ser capaz de apretar y aguantar estos ejercicios durante varios minutos por vez.

Este particular ejercicio le dará excelentes erecciones y la capacidad de controlar la eyaculación, mientras tenga relaciones. Eventualmente trate de llegar a hacer 10 series de 2 minutos de contracción sostenida.

Entrenamiento de la escalera: Este ejercicio consiste en contraer y relajar el músculo PC en forma progresiva. Comience a contraer, mantenga, luego contraiga más, mantenga, un poco más, mantenga, luego contraiga todo lo que pueda y mantenga. Sostenga durante 20 segundos, luego libere un poco, mantenga, otro poco y mantenga, un poco más y mantenga y finalmente relaje el músculo por completo. Hágalo 5 veces sin descanso en el medio.

Temblor del PC: Comience a contraer el músculo muy despacio. Tan lento, que debería llevar unos cinco minutos. En algún momento, sentirá que no puede contraer más pero siga.

Llegue hasta más allá de donde piensa que puede llegar.

Siga contrayendo hasta que el músculo comience a temblar. Mantenga muy firmemente y respire muy despacio y profundamente durante 30 segundos. Al final de esos 30 segundos contraiga un poco más el músculo, tratando de generar nuevamente mayor flujo sanguíneo. Cuando ya no pueda más, libérelo y haga una serie de 20 contracciones como las explicadas en el punto 2.

Debería estar muy agotado luego de este ejercicio, así que solo realice uno por día, luego de todos los otros ejercicios.